La Chispa que Encendió la Independencia

          “La chispa que encendió la independencia tiene otro nombre, y ese es, Reformas Borbónicas. Estas reformas fueron leyes establecidas en 1765 por el rey Borbón, Carlos III que hacía dos años había sido derrotado por Inglaterra en La Guerra de los Siete Años.

          Antes de las leyes, los Criollos (españoles nacidos en la Nueva España) eran personas importantes—después de los Españoles Peninsulares—y ocupaban puestos altos en el gobierno. La Audiencia estaba compuesta mayormente de Criollos. Estas personas aunque no ocupaban los puestos capitales, por ejemplo el puesto de Virrey, estaban prácticamente a cargo del gobierno.

          En 1765 todo cambió, pues un hombre de nombre José Gálvez, arribó en la Nueva España para instituir las Reformas Borbónicas. Las reformas sí traían beneficio, pero solo para personas que ocupaban cargos importantes y españoles; a otros, perjudicó.  Estas leyes quitaron a los Criollos del gobierno e instalaron a españoles en su lugar. El rey igualmente sustituyó a los ‘funcionarios del virrey por los nuevos intendentes.’ El poder fue arrebatado de las manos de los Criollos.

          Las reformas no solo afectaron a los Criollos, sino también aumentaron las miserias de los indígenas: las leyes aumentaron el tributo que debían pagar a la corona dejándolos aún más pobres de lo que ya eran. Además, el castigo de prisión fue levantado, pues el rey razonaba que los indios no eran capaces de trabajar si estaban encarcelados. Pero, en lugar de prisión se decidieron azotes.

          Otro decreto fue el de la expulsión de los Jesuitas, el cual se llevó a cabo en 1765. Los Jesuitas, quienes habían morado en la Nueva España por ya doscientos años, tendrían que irse de todo territorio español con no más que sus libros de oración y las prendas que llevaban puestas.  Esto fue una ‘pérdida intelectual y moral’ para la colonia.

          Puertos fueron abiertos para el comercio de plata, ya que la Nueva España producía bastante de esta, que era el centro de interés del monarca. Se abrió un colegio de minería  en 1789 del cual “surgen las primeras generaciones de profesionales  de esa rama en el país,” que hoy en día es el Palacio de Minería.

          En 1804 cayó el golpe más fuerte sobre la Nueva España. La incrementación de impuestos no le bastaba al rey con sus luchas contra Francia e Inglaterra. Los novohispanos fueron obligados a soltar sus pertenencias para pagar deudas a la iglesia que hacía el trabajo de un banco para que la iglesia se diera la vuelta y lo diera todo al rey, Carlos III. La hacienda del cura Hidalgo fue arrebatada de su familia, lo cual causó el suicidio su hermano.  No mucho se sabe de lo que el cura dijo en el famoso Grito de Dolores, pero algo que coincide en muchos escritos es que Hidalgo dijo  ‘Abajo a los tributos.’

José Gálvez

          Las Reformas Borbónicas sí encendieron la independencia. Y en muchos aspectos se puede ver que el motivo de estas leyes y la explotación de los indígenas, de la Nueva España en general, fue el amor al dinero. 1 Timoteo 6:10 dice ‘Porque raíz de todos los males es el amor al dinero…’ Y a lo largo de la historia este versículo se refleja tan claro como en un espejo.”

Por Natalia Santana (mythoughtswriting.blogspot.com)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s